titulo
 
yaco


INTRODUCCIÓN A LA DIETA DE LOS LORIS EN CAUTIVIDAD


De vez en cuando alguien se pregunta si la dieta que les da a sus loris es correcta, completa y con el suficiente ingenio que suponga un enriquecimiento ambiental para sus aves. Las dudas son varias en este terreno y siempre se investiga para obtener los mejores resultados.

Hasta ahora ningún loro recibe la dieta ideal en cautividad, ya que los alimentos que toman en su hábitat son casi imposibles  de encontrar en el comercio habitual. A lo máximo que podemos aspirar es conseguir una tasa equilibrada de vitaminas, proteínas, hidratos y grasas de las que podrían abastecerse en su sitio de origen.

A tener en cuenta que las calorías que consumen los loris en una jaula, aviarios, vuelo libre  o  en libertad  son totalmente diferentes. Por tanto ya tenemos una variante importante a la hora de mantenerlos. Claro está que las necesidades nutricionales no serán iguales para el verano que para el invierno, ni si vivimos en canarias o el interior de Europa o si es época reproductiva o no.

Sin darnos cuenta tenemos unas cuantas combinaciones posibles, y si sumamos que cada grupo e incluso especie necesita un trato diferente nos vemos inmersos en un abanico de dudas.

Tras todas las preguntas que se nos pasan por la mente, ¿qué le daremos a nuestros loris?

    

Desde Loriidae nos gustaría comenzar tratando el tema de la alimentación de los loris de la forma más sencilla posible para no “asustar” a la gente que piense en iniciarse en su tenencia.  Para la gente sin experiencia lo ideal es alimentar a los loris con los productos comerciales, denominados néctar. Existen multitud de marcas comerciales con gran variación de composición y precios, aunque por norma general todos irán bien para el mantenimiento de los loris en cautividad. 

Las más conocidas en España son:

       

Dichos productos se podrán adquirir en la tienda de animales más cercana así como en las tiendas virtuales o directamente al fabricante a través de Internet.

Estos productos no son más que unos polvos que añadidos al agua se convierten en el conocido néctar. Existen algunas modificaciones en la alimentación sustitutivos de estos néctares, pudiendo ser administrados en seco (loridry), gel, etc.

En el mercado encontramos otro producto específico para loris, el pienso. Esta es una opción que descartamos de inmediato para todas las especies. El pienso, que suele ser diminutas bolitas de colores, puede que contenga (déjenme que lo dude) gran parte de nutrientes necesarios para los loris; pero tiene un hándicap: su composición extremadamente seca y aglomerada es muy complicada de digerir para los loris. Eso conlleva que no absorban los nutrientes esenciales siendo una dieta inútil. Tan solo hay unas cuantas especies de Trichoglossus  capaces de asimilar este tipo de alimento, pero si queremos facilitarle la alimentación a nuestro lori, mejor desechar este tipo de alimento.

La dieta de nuestros loris se encontraría incompleta si no la complementáramos a diario con fruta y verdura. Las más comunes son la manzana, pera, granada, uvas, papaya, mango, lechuga,  pepino, zanahoria, etc…

Esta tabla muestra las principales propiedades de los néctares comerciales:

 

  NEKTON AVIAN AVES
(Lorinectar)
ORLUX PSITACCUS
Proteínas

Lípidos

Fibra

Calcio

Fósforo

Hierro

Vitamina A

Vitamina D3

21.9%

    3.5% (fat)

           0.3%

          0.22%

          0.15%

 Max.0.003%

   40.000 I.U.

      2.560 I.U

         18%

 

11.4%

     4.7%(fat)

         0.6%

         0.7%

         0.2%

 

     9.300 I.U.

         200 I.U.

       15%

5% (grasas)

         2%

        0.9%

         0.6%

 

    6.480 I.U

     1.350 I.U.

 

 

 

 

 

   7.6 mg./Kg.

       500 I.U.

       400 I.U.

Una vez se haya adquirido más experiencia en la nutrición de nuestros loris se podría empezar a introducir recetas caseras del néctar. Hay tantas recetas como criadores, a cada uno le va mejor de una manera  o de otra, y estas recetas surgen de la experiencia práctica de cada criador. También es posible realizar una combinación entre el néctar comercial y el casero, adquiriendo lo bueno de ambas posibilidades. 

Algunas de las recetas más conocidas son:

.- Para Charmosyna (Bosch) 1 litro de agua

 

4 cucharadas de comida para bebés

2 Cucharadas de polen

½ Cucharada de levadura de cerveza

2 Cucharadas de miel

2 Gotas de multivitaminas

Minerales

 

.- Para O. arfakis (Sr. Neef) 1 litro de agua

 

 

30 gr. de polen

65 gr. de cereales de avena

50 gr. de miel

5 gr. de levadura de cerveza

3 gotas de multivitaminas

0,5 gr. de minerales

 

.- Casera/Comercial 2 litros de agua

 

4 Cucharadas de néctar comercial

1 Cucharada de comida para bebés

1 Cucharada de polen

1 Cucharada de levadura de cerveza

1 Cucharada de miel

De la observación de los néctares caseros podemos deducir que cada género tiene unos requerimientos nutricionales específicos. Aparte de tratar grupos de alimentación por separado también  buscaremos las necesidades alimentarías por parejas específicas. Controlaremos la cantidad de proteína dependiendo de la época del año, temperaturas que tengan que soportar, nivel de actividad por pareja y espacio.

 

LA PROTEÍNA

Tenemos casi claro que la dieta base en la mayoría de especies es el néctar. Pero si vemos unos cuantos fabricantes nos damos cuenta que cada uno cuenta con una cantidad diferente de proteína; de un fabricante a otro nos podemos encontrar que la diferencia de las proteínas es casi el doble y la procedencia de estas puede ser de origen vegetal o animal (de la soja o de la leche  principalmente).

Dicha cantidad de proteína tiene una razón. Hay dos maneras de interpretar la necesidad proteínica de los loris; por un lado se sabe que necesitan una cantidad baja en periodo de manutención (3% al 10%) y por otro se cree que la mayor parte no se llega a asimilar por su rápida digestión. Por eso, según investigaciones de fabricantes, hay néctar del 8% de proteína hasta el 22%.

Para los loris de talla mediana o grande lo suministramos según instrucciones del fabricante. Pero aun así sigue siendo demasiada proteína para los pequeños loris. Podemos suponer que si lo ponemos en seco ellos comerán la cantidad justa y lo proporcionarán con agua;  es algo que no está del todo aclarado. Para estas especies (pequeños Charmosyna y Loriculus) es mejor  suministrarles el néctar líquido. Tenemos la opción de rebajar la dilución o mejor aún, mezclar a partes iguales néctar de lori y de colibrí. El néctar de colibrí tiene muy poca proteína, en torno al 3%, y muchos carbohidratos; incluso en épocas calurosas de reposo es posible administrar este tipo de néctar solo.

 

REPOSO / REPRODUCCIÓN

Al ir profundizando en la alimentación del nuestros loris vemos que, en el caso de parejas reproductoras,  su alimentación no puede realizarse de forma constante durante todo el año, ya que necesitarán un periodo de reposo, en el que no criarán y recuperarán fuerzas para el año siguiente, y un periodo activo en el que se reproducirán y realizarán la muda de las plumas.

En el momento de reposo los loris no requieren una cantidad de proteínas muy elevada, teniendo suficiente con porcentajes del 10 %, no siendo así en épocas de reproducción, crecimiento o muda en donde sus necesidades proteicas aumentarán hasta el 22%  o más según la especie.

Un exceso de proteína durante la época de reproducción puede suponer un aumento de la agresividad del macho hacia la hembra, llegando incluso a tener situaciones de riesgo para la hembra. Asimismo puede influir en que el macho se coma los huevos.

Los loris que se tienen como mascotas también necesitarán un aumento de la cantidad de proteínas en la época de muda para favorecer que esta se realice. 

En ambos casos se puede aumentar la cantidad de proteínas mediante el aporte de complementos como el polen, la levadura de cerveza, spirulina, etc... o cambiando a un néctar comercial con más cantidad de proteína.

 

VERANO / INVIERNO

La alimentación de nuestras aves va a variar entre el invierno y el verano debido a que  el néctar líquido es un tipo de comida muy perecedera, sobre todo en épocas veraniegas, debido a las altas temperaturas. Cada fabricante da un tiempo en el cual el alimento puede estar a disposición de los loris

Una buena opción para la época veraniega es la de aportar el néctar en seco. También es posible proporcionar el néctar refrigerado o incluso congelado. La hora del día en el que se le administra también es importante, debiendo evitarse que tengan néctar líquido en los momentos del mediodía, cuando más calor hacer.

En la época  de verano también es recomendable retirar el complemento de la miel, ya que puede generar problemas.

 

FRUTA

Parte importante de la dieta es la fruta. No toda la fruta es beneficiosa para ellos, y dependiendo del género deberemos ser más cuidadosos en hacer la selección.

Hay que limitar el uso de cítricos, sobre todos los más ácidos que pueden dañar el aparato digestivo en especies delicadas. Las frutas con demasiada vitamina C acentúan la absorción del hierro, y precisamente eso es lo que no queremos para los loris, ya que un uso muy prolongado y abusivo puede acabar con hemocromatosis.

La manzana es la fruta usada por excelencia, la mejor aceptada suele ser la clase Golden. Eso no quiere decir que sea la más conveniente, hay frutas más nutritivas y con balances mejores para el mantenimiento de loris. Una de las mejores frutas que le podemos suministrar son papayas y mangos.  Está claro que son alimentos caros, pero son casi obligatorias para conseguir la reproducción de algunas especies complicadas.  Las peras maduras suelen ser muy bien venidas, fresas, uva y granada tienen buena aceptación. Al igual que en otros loros, el aguacate queda prohibido por su alta toxicidad.

 

VERDURAS

Es difícil encontrar loris que acepten verduras, aun así deberemos insistir. El pepino suele tener buena aceptación, la lechuga (no usar de la clase iceberg, es una verdura que no tiene aportes beneficiosos).  Zanahoria hervida con arroz integral es buena idea para algunas especies.

 

SEMILLAS

Las semillas son necesarias para algunas especies (del género Trichoglossus y Neopsittacus. En ocasiones para Loriculus y Ciclopssitta); es cierto que la adaptación de las aves a la vida en cautividad durante generaciones si darles otra cosa que no sea néctar y frutas ha inhibido el  instinto natural de comer semillas.  Se pueden suministrar tal cual, remojadas o germinadas. Evitaremos poner pipas, en todo caso algunas pocas de la variedad blanca o rallada. Mijo, alpiste, avena y trigo son las mejor aceptadas.

 

COMPLEMENTOS

Entramos en los complementos, aquellos alimentos que no suponen la parte central de la dieta pero nos vendrán bien para ciertas épocas del año.

La levadura de cerveza es uno de los complementos esenciales que no deben faltar en nuestra despensa para loris. De hecho es un alimento que es la base para la elaboración de néctar casero. Podemos encontrarla en cualquier tienda de dietética, herbolario o supermercado en forma de hojuelas, comprimidos o en polvo. La manera de mejor uso es en polvo, pero si esta no se encuentra siempre se puede adquirir en hojuelas y pasarla por el triturador.

La levadura contiene un alto nivel de proteína, aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B y un 20 % de fibra. A de mas es rica en minerales.  La mezclaremos con el néctar diluido, un par de cucharadas soperas por litro es suficiente. Recordemos que no debemos abusar en el uso de proteínas, no por poner más de este tipo de productos vamos a mejorar la dieta, todo lo contrario.

El polen de abeja es otro de los alimentos que deberíamos tener a mano. Es de los alimentos proteicos más altos que existen; 100 gr tiene la misma proteína que 500 gr de carne de vaca de alta calidad, y por supuesto sin grasas malas. Es el único alimento que contiene los 21 aminoácidos esenciales.

El polen lo encontramos en pequeños gránulos o en polvo, siendo en esta forma la más cómoda. Conviene diluirlo con agua caliente en el néctar y usarlo con mucha moderación, es especialmente valioso en época de cría.

Estos dos alimentos también nos vendrán bien en época invernal, con temperaturas bajas ya que los loris necesitarán un aporte extra de energía.

Es común ver el uso de la miel para la elaboración de dietas, pero muchas veces mal aplicada. Nunca se debe poner de modo directo a su disposición, corremos el riesgo de que se le queden restos en el interior del pico produciendo candidiasis. Hay que diluirla con agua caliente y luego, con la mezcla resultante preparamos el néctar. Hay que poner poca cantidad, no abusar.

Nos servirá para cambiar el sabor de la comida principal  para no aburrir a los pájaros siempre con lo mismo. La miel que compremos tiene que ser de origen biológico, nada de marcas industriales; y puede ser de romero (con poder aséptico y curativo) o de mil flores, más dulce.

Teniendo a los loris bien alimentados no hará falta ponerle complementos vitamínicos. Los néctares comerciales suelen ir enriquecidos, es más, hay algunas marcas que desaconsejan poner cualquier cosa más al néctar.

No es mala idea proporcionarles una piedra mineral, es probable que tenga aceptación entre  las especies medias y grandes, las pequeñas no suelen hacerles caso.

 

FLORES

En la alimentación de los loris las flores juegan un papel importante para su enriquecimiento ambiental, son consumidas con entusiasmo y son una fuente de entretenimiento para ellos.  Se aconsejan especialmente las bignonias, por su gran producción de flores y la aceptación que tienen entre los loris. También hibiscos, rosas, callistemon, etc...

 

MICROELEMENTOS (MINERALES)

Un factor importante respecto a la alimentación de los loris son los minerales presentes en la dieta, no solo en la cantidad individual, sino también que se encuentren en la proporción correcta respecto unos de otros. Los minerales actúan frecuentemente por parejas o pequeños grupos, como la absorción de calcio, la cual depende del fósforo y de la vitamina D3.

Un balance calcio/fósforo aceptable es de 2:1, pudiendo aumentar a 3:1 en épocas de crecimiento o reproducción. La vitamina D3 es el componente esencial tanto para la formación de los huesos como para una buena calidad de los huevos. Esta vitamina es creada de forma natural por los seres vivos al estar expuestos a la luz solar. Debido a su gran importancia, los pájaros que se encuentren en interior o que no tengan acceso directo a los rayos del sol (no es valido que los reciban a través de un cristal) deberán tener un aporte de esta sustancia a través de la dieta.

Sin suficiente vitamina D3, no se puede formar bastante hormona calcitriol. Y eso a su vez conduce a una insuficiente absorción del calcio de la dieta. En esa situación, el organismo debe tomar el calcio de sus reservas en el esqueleto, lo que debilita los huesos ya formados e interfiere con la formación de nuevos huesos fuertes y resistentes

El hierro es otro de los microelementos a tener en consideración, pues un exceso de este mineral provocaría hemocromatosis  afectando al hígado y provocando la muerte de nuestro lori. Estudios realizados en la universidad de Georgia (http://www.lorikeets.com/hemochromatosis.htm) demuestran que la cantidad de hierro en las dietas de los loris se deben mantener por debajo de las 100 ppm.

Puedes descartarte el artículo en PDF pinchando aquí

 

Loriidae.es - 2.013